Sábado, Junio 23, 2018

Social

             Facebook    Twitter    Linkedin    Instagram

Buscar

Telefono

Información y cita previa

telf 91 435 91 00

Nutrición, Obesidad y Stretta:
telf 660 38 30 41

POSE

El Método POSE es un novedoso tratamiento que representa una opción quirúrgica menos invasiva y más segura para tratar la obesidad. La intervención se realiza por vía endoscópica, sin incisiones, y consiste en realizar una serie de pliegues en varias zonas del estómago  para reducir su capacidad y ralentizar el vaciado.

Se realiza bajo anestesia general, puede hacerse de forma ambulatoria o con ingreso de una noche

El POSE se indica en personas con IMC>29, no exclusivamente a pacientes con obesidad mórbida ya que es una técnica segura, sin cicatrices y que permite reincorporarse a las labores cotidianas en 24-48 horas.

 

¿En qué consiste el Método POSE?

Consiste en la reducción del tamaño de estómago a través de la boca, sin realizar incisiones. La técnica se realiza vía endoscópica y consiste en realizar una serie de pliegues en el estómago que reduce su tamaño produciendo una sensación rápida de saciedad. La duración del procedimiento se calcula en 45 minutos.

 

¿Es un Método irreversible?

Si, pasadas las primeras horas se produce una fusión irreversible de los pliegues gástrico.

 

¿Cuándo me puedo incorporar a mi trabajo?

En unas 48 horas. Al realizarse vía oral no se observan cicatrices, la recuperación es muy rápida y discreta.

 

¿Cuándo está indicado el POSE?

El POSE está indicado para pacientes con un IMC > 29. Se considera una técnica idónea para pacientes con diabetes, problemas cardíacos o pulmonares por su bajo nivel de complicaciones.

 

¿Es un tratamiento realmente eficaz?

Al ser un tratamiento novedoso faltan datos a largo plazo. Hasta ahora los resultados se acercan a la pérdida de un 45% del exceso de peso.

 

¿Es un procedimiento seguro?

Como con cualquier procedimiento endoscópico, existe un pequeño riesgo, aunque hasta la fecha no se han notificado complicaciones importantes. Algunos pacientes se han quejado de dolor de garganta y de náuseas temporales después del procedimiento.

En un porcentaje muy escaso (< 0,3%) se produce sangrado de la mucosa gástrica, que se controla durante el procedimiento.

 

Si desea información adicional o una cita sin compromiso póngase en contacto con nosotros